“He venido a encender la lámpara del Amor en vuestros corazones, para ver que ella brille día a día con más esplendor. No he venido en beneficio de ninguna religión exclusiva. No he venido en ninguna misión de publicidad para cualquier sector, credo o causa; ni he venido a reunir seguidores para doctrina alguna. No tengo planes para atraer discípulos o devotos hacia mi rebaño o hacia algún otro rebaño. He venido a hablarles sobre esta Fe unitaria universal, este Principio Espiritual, este camino de Amor, esta virtud de Amor, este deber de Amor, esta obligación de Amar.”

Sathya Sai Baba


Sathya Sai Baba nació en Puttaparthi, una aldea del sur de India, el 23 de Noviembre de 1926. Es un líder espiritual altamente reverenciado, cuya vida y mensaje han inspirando a millones de personas a través del mundo para que se tornen hacia Dios y lleven vidas llenas de propósito y de moralidad. Sus enseñanzas universales y sin tiempo, unidas a la manera en que él guió su propia vida, están atrayendo a buscadores de la Verdad de todas las religiones. Sin embargo, él no buscó iniciar una nueva religión. Antes bien, urge a sus seguidores a continuar en la religión de su elección y/o en la cual han sido educados. Declarando, transfórmense en mejores cristianos, judíos, musulmanes, budistas, etc. Bajo esta perspectiva inspira a sus seguidores a vivir reconociendo la “unidad en la diversidad”.

Es considerado por muchos como un hombre de milagros, por otros, como un gran sabio por el conocimiento que ha demostrado en los temas más diversos, y por otros tantos, como una encarnación divina, por el infinito amor y compasión que manifestó y por su innegable trabajo en pro de la conducción del hombre a conseguir la más alta de las metas, responder a la pregunta ¿Quién soy yo?

Sathya Sai Baba declaró públicamente su misión en 1940, a la edad de 14 años, hasta el final de su vida ha exhibido diariamente en términos prácticos y concretos los más altos ideales de verdad, conducta recta, paz, amor y no violencia. Cada día, miles de peregrinos hacen su camino hacia su Ashram (lugar de retiro espiritual), Prashanti Nilayam que significa morada de la paz suprema. Sai Baba, interactúa con todos en una relación de corazón a corazón; entre él y sus seguidores, afirma, no existen intermediarios. Por más de 50 años se ha presentado ante ellos, cada día, para ofrecerles solaz e inspiración en ese camino que es la búsqueda de la verdad. Hoy en día continúa manifestándose y guiando con la misma intensidad que tenía en vida.